Cómo hacer un DAFO personal

Cómo hacer un DAFO personal

En el mundo empresarial, es de mucha utilidad conocer las fortalezas y las debilidades que tiene una organización para crecer y desarrollarse. Principalmente, porque éstas les sirven a las empresas para saber cuáles son las estrategias que deben implementar para cumplir con su misión.

Realizar un análisis más profundo, que abarque Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades (DAFO) permite a las organizaciones conocer su situación actual. Y entonces, encaminar el rumbo de los lineamientos empresariales aprovechando las fortalezas y las oportunidades, mientras se consideran las amenazas y se mejoran las debilidades.

Al igual que en el mundo empresarial, es posible hacer un DAFO personal para conocer nuestras características como individuos antes de emprender cualquier proyecto. Por eso, es conveniente aprender cómo hacer un DAFO personal y así, identificar en lo que somos fuertes, nuestros aspectos a mejorar y las variables del contexto que nos afectan.

DAFO

El DAFO es una herramienta de análisis, que utilizan, comúnmente, las empresas como método para medir su productividad laboral. Permite evaluar los aspectos que influyen en los proyectos, propios o ajenos, de forma tal que posibilite crear un plan estratégico para alcanzar el éxito.

Ayuda a las empresas a enfocar sus estrategias empresariales, para el logro de sus metas y alcanzar sus objetivos, mediante el análisis de las situaciones internas y externas. Para ello, en un DAFO se evalúan los siguientes aspectos:

  • Debilidades.
  • Amenazas.
  • Fortalezas.
  • Oportunidades.

Todo ello, con el objetivo es corregir los posibles inconvenientes internos o foráneos y lograr ser exitosos.

DAFO Personal

Este es una matriz con cuatro aspectos: Debilidades, Amenazas, Fortalezas Y Oportunidades, englobados en dos factores: uno interno y otro, externo.

El factor interno, engloba dos aspectos que dependen de nosotros mismos: fortalezas y debilidades, mientras que el factor externo, engloba dos aspectos que dependen del entorno: oportunidades y amenazas.

  • Los aspectos englobados por el factor interno, nos ayudan centrarnos en nosotros mismos y a vislumbrar que tenemos que mejorar con los talentos que poseemos.
  • Mientras que los aspectos englobados por el factor externo, coadyuvan a estar claros de las cosas que no podemos controlar, pero que afectan a todos, sean positivas o negativas.

Analizar completamente estos aspectos es muy provechoso, ya que permite tener cuatro perspectivas distintas de una misma circunstancia, lo que nos prepara mejor para poder afrontarla.

El propósito es ayudarnos a identificar las debilidades que podemos mejorar y las fortalezas que tenemos para lograr lo que queramos. Pues, las fortalezas y las oportunidades son los aspectos que ayudan a potenciar nuestra carrera profesional y nuestra vida personal a largo plazo. Y las debilidades y las amenazas son los aspectos que hay que enfrentar y trabajar en ellos, para asegurarse de lograr los objetivos y alcanzar las metas.

Entonces, si conocemos nuestras fortalezas podremos enfocarnos en ellas y destacar en los proyectos que deseemos emprender. Y si además, estamos conscientes de nuestras debilidades, sabremos que situaciones evadir, mientras trabajamos en mejorar.

En consecuencia, al saber cómo hacer un DAFO personal es más sencillo establecer los próximos pasos y seguir adelante con nuestros planes.

Cómo hacer un DAFO personal

¿Cómo hacer un DAFO Personal?

Antes de conocer cómo hacer un DAFO personal, es imprescindible aclarar cuáles son las metas y los objetivos por alcanzar en el futuro. Para hacer apropiadamente este análisis, la sinceridad y la honestidad son imprescindibles al contestar las preguntas que permitirán conocer nuestras:

Debilidades

Las debilidades son los aspectos negativos que tenemos que mejorar, que dependen de nosotros mismos, por ello se consideran parte del factor interno en un análisis DAFO. Identificar las debilidades requiere ser autocrítico, para así tener la capacidad de ver, las cosas en las que no somos buenos.

El propósito de detectar las debilidades es hacer un plan de mejora, que permita que en futuros análisis, algunas de ellas hayan desaparecido.

Dentro de las debilidades por identificar se incluyen cosas que nos ponen en desventaja, como carencias y hándicaps, entre otros. En otras palabras, aquellas cosas que son nuestro talón de Aquiles, al momento de lograr los objetivos y alcanzar las metas.

La identificación de las debilidades pasa cuando somos capaces de responder a preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué debería mejorar si quiero alcanzar mis metas y lograr mis objetivos?
  • ¿Qué características personales me distancian de mis metas?
  • ¿Qué habilidades necesito y no tengo?
  • ¿Qué cosas se me dan realmente mal y debería mejorarlas?
  • ¿Tengo la experiencia para hacer lo que se necesita?
  • ¿Cuál es la mayor dificultad que encuentro para lograr mis objetivos?

Fortalezas

Las fortalezas son los aspectos positivos que tenemos y en los que podemos basarnos, para hacer lo que queremos, porque dependen de nosotros mismos. Identificar las fortalezas requiere de una buena habilidad de observación, que garantice ver las cosas en las que somos buenos a diferencia de otras personas.

El objetivo de detectar las fortalezas es conocer las cualidades que hacen que nos destaquemos, los talentos en los que podemos apoyarnos para trabajar y consolidarnos. Dentro de las fortalezas por identificar se incluyen nuestros puntos fuertes, como habilidades, conocimientos y aptitudes, entre otros.

En otras palabras, aquellas cosas que son nuestro soporte, el basamento cuando buscamos lograr los objetivos y alcanzar las metas. La identificación de las fortalezas ocurre cuando somos capaces de responder a preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuáles son las cosas que más me apasionan?
  • ¿Qué actividades hago mejor que los demás?
  • ¿En qué destaco con respecto a otras personas?
  • ¿En qué soy realmente bueno?
  • ¿Cuál es mi mayor virtud?
  • ¿Cuál es mi mayor talento para alcanzar mis metas y lograr mis objetivos?
  • ¿Qué he hecho antes, en situaciones similares, para alcanzar mis metas?

Amenazas

Las amenazas son los aspectos negativos, que no dependen de nosotros mismos, por lo que se consideran parte del factor externo en un análisis DAFO. Reconocer las amenazas es primordial porque permite aclarar cuáles son las condiciones reales bajo las que se desarrollarán nuestros proyectos.

La finalidad de detectar las amenazas es identificar los imponderables que pueden poner en peligro, el logro de lo que hacemos.

Dentro de las amenazas por identificar se incluyen cosas que afectan a todos, como los cambios políticos, económicos y sociales que se dan en un país. Las amenazas pierden su impacto cuando son identificadas, reconocidas y gestionadas, porque estamos preparados para enfrentarlas.

La identificación de las amenazas acontece cuando somos capaces de responder a preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué factores externos dificultan el logro de mis objetivos?
  • ¿Cuáles son los riesgos que enfrenta mi proyecto?
  • ¿Existe mucha competencia en el campo donde estoy desarrollando mi proyecto?
  • ¿Qué problemas externos están afectando mi sector que dificultan alcanzar mis metas?
  • ¿Qué situaciones son un obstáculo para mi proyecto?

Oportunidades

Las oportunidades son los aspectos positivos, que no dependen de nosotros mismos, por lo que se consideran parte del factor externo en un análisis DAFO. En otras palabras, las oportunidades son situaciones del entorno que pueden ayudar a cualquier persona a lograr sus objetivos, porque benefician a todo el mundo.

Identificar las oportunidades es primordial, porque permiten vislumbrar las opciones que existen  y que son aprovechables por nosotros para consolidar nuestros proyectos. Dentro de las oportunidades por identificar, se incluyen cosas que benefician a todos, como rebajas de impuestos, facilidades hipotecarias o creación de zonas francas, entre otros.

La identificación de las oportunidades pasa cuando somos capaces de responder a preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué aspectos externos favorecen el logro de mis objetivos?
  • ¿Qué opciones puedo aprovechar para alcanzar mis metas?
  • ¿Qué recursos ofrece el entorno que ayuden al éxito de mi proyecto?
  • ¿Cuál es la ganancia que obtendré, si alcanzo mis metas?
  • ¿Qué situaciones me ayudan a alcanzar mis metas?
  • ¿De cuáles recursos dispongo para solucionar los inconvenientes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.