Consejos para preparar unas oposiciones

Consejos para preparar unas oposiciones

Cualquiera sea la naturaleza de la oposición que vayas a enfrentar sabes que debes estar muy bien preparado, pues se trata de optar a un puesto de trabajo del sector público que supone una serie de responsabilidades y beneficios.

Las oposiciones de cualquier institución pública demandan de los candidatos una preparación de largo aliento, que requiere, en primera instancia, la información de primera mano, es decir, información oficial sobre las características del perfil profesional que se requiere y del cargo al que aspiran, de manera de emprender una preparación adecuada, segura y enfocada en el objetivo.

Si la oposición es para un cargo académico, por ejemplo, los candidatos deben tener certeza del nivel o grado de instrucción que tendrán quienes serán sus alumnos, de los programas que va a dictar, de todas las características de los departamentos, facultades, coordinaciones, escuelas y cualquier otra forma de organización de la institución.

¿Cómo preparar unas oposiciones?

Organízate

Organizar tu tiempo en función de dedicarte a estudiar es una de las claves principales para preparar unas oposiciones. Piensa que tienes varios meses y hasta más de un año, según la convocatoria, para que comiences la revisión de los temas.

Es importante que te organices aunque te encuentres cesante laboralmente, y más aún si tienes un trabajo, pues debes dividir tu tiempo en cumplir con tus funciones y dedicarte a prepararte para la oposición.

La idea es que te consagres a tiempo completo. Identifica el mejor momento para estudiar; muchos rinden más en la noche. Si es así, entonces dedícate a estudiar y a aprovechar el silencio nocturno. Si tu mente es más receptiva en las mañanas, entonces no pierdas tiempo en la cama; utiliza el despertador para estar al pie del cañón bien temprano.

Haz un calendario

Los calendarios son útiles para delimitar los tiempos; puedes usar un time blocking para que organices tus días y dispongas de esos lapsos para preparar tus oposiciones. Eso te permitirá no establecer ningún compromiso y disponer del período completo que hayas definido.

Hazlo saber a tus familiares o a tus compañeros de piso, para que no cuenten contigo durante esos momentos, y oblígate a cumplir el cronograma con la rigurosidad de un militar para que no te pille el tiempo y tengas acumulado un montón de material por revisar y pocos días en el calendario.

Haz del estudio un hábito diario

Con la ayuda del time blocking y la información completa sobre el concurso para el que te vas a preparar, puedes ir acostumbrándote a estudiar todos los días. Recuerda que mientras más tiempo dediques a preparar tus oposiciones, más conocerás los temas, más profundizarás en cada uno y por lo tanto estarás más fogueado.

Es posible que al principio no sea sencillo, pero con el tiempo y la disposición, podrás adaptarte a pasar más tiempo frente a los textos, investigando, ampliando la información y a preparar unas oposiciones sólidas que te den seguridad.

Consejos para preparar unas oposiciones

Mantén la calma pero no desmayes

Preparar unas oposiciones es como entrenarse para una competencia de largo aliento; requiere constancia para acostumbrar al cuerpo y a la mente a tener resistencia. En el caso de las oposiciones se trata de estudiar poco a poco el material relacionado con el cargo y con tu profesión y en el que vale la pena hacer cualquier esfuerzo y sacrificio, pues la meta y el premio serán la estabilidad laboral y la remuneración acorde con tus responsabilidades y funciones.

Acude a las técnicas de estudio

Existen diversas técnicas de estudio que si las aplicas de manera adecuada y constante vas a conseguir aumentar progresivamente tu rendimiento; conócelas y utiliza las que mejor te resulten para las pruebas que debes superar; bien sean orales o escritas.

Algunas técnicas de estudio

Leer y subrayar

Esta técnica es muy sencilla, solo requiere de un par de resaltadores y lápices para hacer anotaciones al margen de los textos.

Resalta las ideas principales, los párrafos que contengan información relevante que consideras debes memorizar. Haz una primera lectura de comprensión, luego en la segunda subrayas y en las siguientes vas a ir interpretando y memorizando con más claridad las ideas fundamentales.

Realiza apuntes

Hacer apuntes también es una forma efectiva de estudiar; se trata de escribir con nuestras propias palabras los conceptos que hayamos leído e interpretado, siendo concretos pero sin olvidar detalles importantes. Esto servirá para que la memoria fije las palabras que hayamos utilizado en los apuntes.

Puedes hacerlo de la manera tradicional, con papel y lápiz, o en un procesador de palabras, donde también puedes resaltar las ideas principales de los textos.

Fichas de estudio

Esta forma de estudio es efectiva en la medida en que se requiera memorizar fechas, lugares, personajes, números o palabras claves.

Las fichas pueden ser las convencionales o las que están online, con las cuales puedes ahorrar trabajo a la hora de crearlas.

Mapas mentales

Los mapas mentales también se han convertido en un clásico dentro de las técnicas de estudio, y sirven, por tanto, para preparar unas oposiciones, especialmente porque nos ayudan a organizar y resumir mejor las ideas. Existen mapas mentales en línea que puedes usar para facilitar tus estudios.

Lee en voz alta

Esta es otra técnica que funciona para quienes son auditivos y captan mejor las ideas que escucha que las que ve en el papel o en pantalla. Al principio te parecerá una locura, después te acostumbrarás y notarás como tu cerebro recuerda mejor lo que ha escuchado.

Haz oposiciones para ti

Cuando hayas avanzado, prepara unas oposiciones para ti. Párate frente a un espejo, escoge uno de los temas y hazte una presentación sobre este. Sé exigente, toma en cuenta los baches que tienes y anótalos para que cuando estés repasando los refuerces.

Cuando empieces a preparar unas oposiciones toma en cuenta las diferentes formas de evaluar (oral, escrita, test, etc.), sin desestimar ninguna, de manera que las domines.

Al acercarse la fecha, el repaso se hará menos pesado si has sido perseverante y constante durante los meses previos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.