Oasisamérica: características y culturas

Oasisamérica: características y culturas

Oasisamérica es un término utilizado por científicos, principalmente antropólogos mexicanos, para un extenso sector cultural que define el suroeste precolombino de América del Norte, que se extiende desde el norte, pasando por el moderno Utah, hasta el estado mexicano de Chihuahua en el sur. En el oeste, hacia el  Golfo de California y al este, hasta el valle del Río Bravo.

El término se le otorga a una región histórica y cultural, junto con Aridoamérica y Mesoamérica, conocido como “Gran Suroeste” por los antropólogos estadounidenses. A diferencia de sus vecinos nómadas estadounidenses, los oasisamericanos eran en su mayoría sociedades agrícolas, pero no formaban estados complejos, como en Mesoamérica.

En comparación con Aridoamérica, en Oasisamérica se establecieron pueblos sedentarios que lograron cierto nivel de desarrollo, sin alcanzar el sistema de los pueblos mesoamericanos. Te invitamos a conocer en este artículo todo sobre las características de esta particular región y sobre la cultura de los pueblos que la habitaron.

Características generales de Oasisamérica 

A pesar de su nombre, las tierras de Oasisamérica son predominantemente paisajes secos y rocosos, principalmente por el sistema montañoso de la Sierra Madre Occidental. Al este y al oeste de estas cadenas montañosas hay llanuras desérticas. Albergaba parte de los estados mexicanos modernos de Chihuahua, Sonora, Baja California y en menor medida, Arizona, Utah, Nuevo México, Colorado, Nevada y California.

Aunque Oasisamérica es una tierra seca, contiene varios cuerpos de agua como ríos: el Yaki, Río Grande, Colorado, Conjos y Gila. La presencia de estos ríos (e incluso algunos lagos que ya han desaparecido), combinados con un clima más suave que en Aridoamérica, creó las condiciones para el surgimiento de cultivos, donde sus habitantes adoptaron el método agrícola de los indios de Mesoamérica.

Oasisamérica: características y culturas

Oasisamérica como región etnocultural se formó 2000 años después que Mesoamérica. Algunas comunidades en Oasisamérica, además de cultivar maíz, todavía practicaban la caza y la recolección, pero la mayoría de las tribus se dedicaron por completo a la agricultura. Los primeros ejemplares de maíz encontrados datan de alrededor del 3500 a.C., lo que llevó el maíz a Oasisamérica 1500 años después de su primera aparición en Mesoamérica, lo que confirma la hipótesis de que el maíz se introdujo desde el sur.

Hay varias propuestas para explicar el nacimiento de las culturas oasisamericanas. La primera de ellas se basa en el modelo endógeno, que ofrece un desarrollo cultural autónomo, cuyos inicios se perdieron por el transcurrir de los siglos. Desde este punto de vista, gracias al clima favorable, las antiguas comunidades del desierto pudieron desarrollar la agricultura de la misma manera que lo hicieron los mesoamericanos.

Una hipótesis diferente sugiere que los oasisamericanos son descendientes de los nómadas mesoamericanos que se trasladaron al norte con el tiempo. Por lo que estos, representan un linaje antiguo separado de la cultura mesoamericana. Existe amplia evidencia de la estrecha relación entre las dos regiones culturales de América del Norte. 

Primero, la turquesa, que era apreciada por los mesoamericanos, se extraía únicamente en el sur de Nuevo México y Arizona. La explotación de este mineral podría jugar un papel importante en el establecimiento de relaciones comerciales entre las dos áreas culturales. Al mismo tiempo en los asentamientos de Paquimé, que son los sucesores de la cultura Mogollón, se descubrieron estructuras ceremoniales asociadas a la religión de los mesoamericanos y una gran cantidad de esqueletos de loros que viven únicamente en los bosques del sureste de México.

Culturas

El apogeo de las culturas creció a principios del segundo milenio, pero en los siglos XIII-XVI las culturas cayeron en decadencia por razones hasta ahora poco claras. Las razones más probables fueron las temporadas de sequía y la hambruna que las acompañó, así como las constantes incursiones de tribus nómadas salvajes del norte y este.

A pesar de esto, la región continúa siendo el hogar de muchas tribus indígenas, quienes son los herederos culturales de Oasisamérica, que lograron mantener su antigua forma de vida hasta el siglo XIX. El área abarcada por la Oasisamérica se ha convertido en el sitio del desarrollo de varios grupos culturales de variable importancia: Pueblo, Hohokam, Mogollón, Pataya y la cultura Fremont.

Pueblo

La antigua cultura Pueblo floreció en la región ahora conocida como las Cuatro Esquinas. El territorio estaba cubierto de bosques de enebros, que los pueblos antiguos aprendieron a utilizar para sus necesidades, ya que la extracción de alimentos entre otra vegetación sólo era posible de noviembre a abril. Los Pueblo fueron una de las sociedades culturales más desarrolladas con una estructura social compleja en Oasisamérica.  

Estos sectores primitivos se asentaron en cuevas y refugios rocosos, en los años 500-750, comenzando a construir las primeras casas bajo tierra, formando pequeños pueblos con espacios en posición circular. Al mismo tiempo, apareció la cerámica, decorada con patrones en blanco, negro y rojo.  Entre 750 y 900, los Pueblos desarrollaron un sistema de riego y comenzaron a construir casas de ladrillo sobre el suelo.  

Hohokam

Los pueblos Hohokam se asentaron en las áridas tierras de Arizona y Sonora. El área de Hohokam está delimitada por dos ríos, el Salado y el Gila, que atraviesan el centro del desierto de Sonora. El ecosistema circundante presenta muchos retos para la agricultura y la vida humana, motivada por sus altas temperaturas y la escasez de lluvias.

Debido a estas condiciones, los Hohokam se vieron en la necesidad de construir sistemas de riego con complejas redes de canales provenientes de los ríos Salado y Gila, cuya longitud alcanzó los diez kilómetros y una considerable profundidad. Gracias a estos canales, los Hohokam lograron obtener dos cosechas de maíz al año.

Mogollón

Mogollón era una región cultural de Oasisamérica que se extendía desde la Sierra Madre occidental, al norte hasta Arizona y Nuevo México en el suroeste de los Estados Unidos. Algunos estudiosos prefieren diferenciar entre dos identidades culturales en esta área: Mogollón en sí y su sucesiva cultura Pacime.

El primer período muestra un desarrollo cultural lento y gradual. En el período temprano, los mogollones vivían en viviendas de rocas, en las que se protegían de la invasión de tribus de caza. En el siglo XI se establecen relaciones comerciales con Mesoamérica y la población de Mogollón crece rápidamente debido al aumento de la superficie agrícola. Se forman estratificaciones más profundas en la sociedad. Quizás los indios Mogollón también fueron influenciados culturalmente por los Pueblo, ya que también comenzaron a construir edificios de ladrillo, como sus vecinos del norte.

Fremont

La cultura Fremont se ubicó al norte de los antiguos asentamientos del Pueblo. Una teoría sostiene que las comunidades de Fremont emigraron desde el sur, trayendo consigo las costumbres y tecnologías de los antepasados ​​del Pueblo. Otra teoría sostiene que la cultura Fremont puede haber evolucionado a partir de una sociedad de cazadores de búfalos, tal vez los Atabascos, que con el tiempo adoptó la cultura y tradiciones de sus vecinos del sur.

Pataya

La cultura de Pataya fue una cultura periférica que tuvo la influencia de sus vecinos Hohokam del este para su posterior evolución. De estos aprendieron sobre el juego de pelota mesoamericano, las técnicas de cremación y las técnicas de producción de cerámica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.