¿Qué es el arte Cinquecento?

Qué es el arte Cinquecento

El arte universal se ha caracterizado por su constante evolución a través de los años. El continente europeo ha sido uno de los que mayor transición ha mostrado en cuanto a corrientes o movimientos artísticos se refiere. En esta oportunidad vamos a conocer un poco más sobre el arte Cinquecento, un período en la historia del arte europeo correspondiente al siglo XVI.

Este período se consideró como la continuación o evolución del arte comenzado en el quattrocento. Se cree que fue durante esta etapa en la cual se pudo evidenciar la transformación del teocentrismo intelectual hacia el antropocentrismo humanista. Durante este período, los artistas trataron de imitar a la naturaleza, usando elementos artísticos de la antigüedad clásica y adaptándolas a la edad moderna.

Dicha época también es ampliamente identificada bajo el nombre de Renacimiento, la cual se desarrolló en dos etapas. Por un lado encontramos el Alto Renacimiento, que tuvo lugar durante los últimos años del siglo XV y concluye con el Bajo Renacimiento. El estilo Cinquecento se convirtió en uno de los más populares de la época, llegando a considerarse como un período de suma importancia dentro de la historia del arte.

A lo largo de este período de la historia fueron muchos los artistas que pudieron destacar con sus obras. Recordemos que el Cinquecento llegó a describirse como un estilo auténtico e innovador, donde una gran cantidad de obras pudieron impactar de manera positiva en la cultura mundial. 

Arte Cinquecento en Europa

El continente europeo está considerado como la cuna del arte universal. Es aquí donde tuvieron protagonismo las más grandes e importantes corrientes artísticas de todos los tiempos, como por el ejemplo el arte Cinquecento, uno de los períodos del arte europeo de mayor influencia. En esta etapa se realizaron importantes obras que aún se mantienen conservadas en muchos países del continente.

Se podría decir que la ciudad de Roma es uno de los epicentros donde con mayor veracidad se deja apreciar el paso de este estilo de arte. La historia nos enseña que Florencia fue considerada por un siglo completo como la capital del arte, sin embargo esa denominación posteriormente le fue otorgada a la ciudad de Roma, sobre todo por la gran influencia que tuvo el papado en el desarrollo y divulgación del arte durante el renacimiento.

Diferentes expresiones artísticas formaron parte del estilo Cinquecento, entre ellas la arquitectura, escultura y la pintura. De hecho, aún se conservan muchas de estas obras y las mismas forman parte del amplio legado cultural europeo. No se puede negar que el Cinquecento marcó un hito impresionante en la historia del arte y sigue siendo recordado como uno de los estilos más influyentes de la época.

Si bien es cierto que el Cinquecento se evidencia con mayor fuerza en las artes, también fue un período de la historia que logró impactar en otras áreas, como las ciencias naturales y humanas. El movimiento comenzó a dar sus primeros pasos en Italia, aunque en poco tiempo su difusión por todo el continente europeo no se hizo esperar, convirtiéndose en uno de los grandes estilos de artes conocidos a lo largo de la historia.

El arte Cinquecento en Europa se caracterizó por ser una época marcada por la liberación del dogma. Este movimiento permitía la contemplación de la naturaleza de manera libre y con una mentalidad menos rigurosa y libre de dogmatismos. Todo esto provocó que el teocentrismo fuese desplazado por el antropocentrismo.

Durante esta etapa, el arte europeo tuvo que adaptarse a los lineamientos que el decoro imponía, teniendo en cuenta que una buena parte de los trabajos artísticos de la época eran pedidos que estaban destinados a decorar estructuras o edificios de índole religioso.  

Arquitectura, pintura y escultura durante el Cinquecento

El arte Cinquecento se transformó en un estilo llamativo y ampliamente utilizado en Europa, no sólo en expresiones artísticas como la pintura, sino que además logró impactar en otros campos específicos. Durante todo el período Cinquecento, el arte en el continente europeo se vio en la obligación de adaptarse a nuevos métodos de censura.

Recordemos que antes de la llegada de este estilo artístico, la mayoría de las obras realizadas transmitían piezas religiosas, teniendo en cuenta que el papado era de los principales benefactores. Todo ese escenario impulsó a que el arte experimentara un profundo proceso de adaptación.

El Cinquecento vino a aportar el equilibrio y la robustez sobre la decoración de las estructuras de esa época. Para nadie es un secreto que durante este período se levantaron las más enormes e impactantes construcciones de la historia, dado que fue en esta época donde comienzan los trabajos arquitectónicos más importantes como la obra San Pedro del Vaticano, que impulsó a Roma como centro del arte europeo.

En la escultura también hubo evidencia del paso del arte Cinquecento. Se podría decir que uno de los personajes de mayor influencia durante esta etapa fue Miguel Ángel, artista que logró destacar debido a su impresionante capacidad de dar vida al mármol de forma magistral. Miguel Ángel pudo ganarse un puesto de honor dentro de la historia del arte europeo.

El arte Cinquecento también provocó grandes transformaciones en cuanto a pintura se refiere. Este estilo aportó nuevos elementos a las diferentes obras creadas durante la época. Una de las características de este estilo fue el uso impresionante del contraste de tonos, además del tratamiento especial que se le dio a la luz. Gracias a cada uno de estos elementos, fue posible obtener efectos dramáticos y de acción bastante relevantes.

Durante el período cinquecento fueron muchos los artistas que pudieron sobresalir por medio de sus obras. Uno de los más famosos fue Leonardo da Vinci, quien logró realizar importantes pinturas enmarcadas dentro del arte.

Muchas de estas obras continúan estando envueltas de grandes misterios, sobre todo por la increíble técnica que aplicaba a sus trabajos, partiendo del punto que conocía muy bien el cuerpo humano, lo que le permitía crear obras que abarcaban un registro extenso de emociones humanas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.