Volver a estudiar a partir de los 30: Consejos y razones

Volver a estudiar a partir de los 30: Consejos y razones

En la vida hay diversas situaciones en que las personas pueden compararse con otras, ya sea en un ámbito laboral, económico, de crecimiento personal y hasta en el ámbito de los estudios.

Tener un plan de vida es importante, pero es igual de importante tomar en cuenta que los humanos cambian de gustos, de ideas y de opiniones de forma constante, y es muy posible que después de cierto tiempo, las  personas decidan hacer un cambio en sus profesiones e iniciar una nueva carrera, o quizás decidan continuar con sus estudios que tuvieron que dejar por circunstancias de sus vidas.

No hay límites para lograr los objetivos que quieras cumplir en tu vida; la formación académica puede tener lugar a cualquier edad, y si quieres volver a estudiar a partir de los 30, solo debes prepararte y hacerte con las herramientas necesarias para esta nueva etapa de tu vida.

Volver a estudiar a partir de los 30 puede parecer difícil, y sí, es un reto hacerlo en la sociedad de hoy en día, pero es totalmente posible lograrlo y en esta publicación podrás encontrar consejos y razones para motivarte a continuar tus estudios estando en la etapa adulta de tu vida.

¿Cómo es estudiar a partir de los 30? ¿Hay limitaciones o barreras?

El pensamiento de que hay que ser jóvenes para estudiar es algo del pasado. En la actualidad, se sabe que el cerebro es un órgano maleable y que este siempre está en la capacidad de aprender nuevas habilidades y de adquirir nuevos conocimientos (con la excepción de alguna condición específica).

Para estudiar a partir de los 30 hay que hacer un par de ajustes en la mentalidad propia, pues retomar los estudios requiere de ciertas consideraciones, como tener tu propio espacio de estudio en casa.

Limitaciones al estudiar a partir de los 30

Es necesario entender que retomar los estudios a una edad adulta viene con sus propias implicaciones, como lo es la adaptación al tener compañeros de clases de diferentes edades, a tener profesores contemporáneos contigo y también a la diferencia de horarios que cada persona pueda tener.

También es necesario entender que estudiar a partir de los 30 es un poco más complicado cuando se tiene que dividir el tiempo entre los estudios y el trabajo; esto implica que el tiempo para completar las asignaciones dadas en clase es muy reducido, al igual que el tiempo de descanso, pero todo es cuestión de organización.

Es igual de importante mencionar que las barreras mentales serán tus peores enemigas si no sabes cómo afrontarlas. Cuando una persona se decide a estudiar a partir de los 30, el primer paso que debe realizar es tumbar las propias barreras mentales y tratar de superar los miedos que estas mismas conllevan.

Entre esas barreras están el pensamiento de que no eres capaz de estudiar por tu edad, al igual que las limitaciones que el dinero pueda significar, las obligaciones laborales y familiares y también la opinión de tu círculo social puede ser una barrera que esté limitando tu deseo de crecer académicamente. Es fundamental que trabajes en tu mente para que tus estudios puedan prosperar.

Volver a estudiar a partir de los 30: Consejos y razones

Consejos para estudiar a partir de los 30

Volver a estudiar a partir de los 30 puede ser una de las experiencias más satisfactorias de tu vida porque ya tienes la madurez necesaria para vivir el aprendizaje desde una perspectiva adulta.

Para estudiar a partir de los 30, los mejores consejos recomendados son los siguientes:

Confía en ti

La confianza es uno de los factores fundamentales para estudiar a partir de los 30. Debes encargarte de confiar y de creer en tus habilidades de estudio, en tu capacidad de aprendizaje y en tus decisiones, sabiendo que estás cumpliendo tus metas y que te estás formando para ser la persona que deseas llegar a ser.

Recuerda que la confianza en ti debe ser constante, porque es muy sencillo dejarse llevar por pensamientos intrusivos o por impulsos de auto-sabotaje.

Utiliza tu experiencia

Si estás estudiando a partir de los 30, no puedes ignorar todas las experiencias que has ganado a lo largo de tu vida en el ámbito académico. Utiliza cada una de ellas a tu favor para que le puedas sacar el mayor provecho a las oportunidades que se te están presentando.

Durante los años de adolescencia, adolescencia tardía y adultez temprana, es probable que hayas cometido errores y que te hayas caído en un par de ocasiones, pero lo importante es que has sabido levantarte, y seguro podrás utilizar tu madurez para hacerle frente a las situaciones que en un pasado fueron complicadas.

Busca apoyo

Tener a un grupo de personas de confianza que apoyen tus sueños y tus metas es satisfactorio y también te da la motivación necesaria para continuar en el trayecto en el que te embarcaste. Estas personas te brindarán una mano en caso de necesitarlo, estarán para abrazarte y también para celebrar tus logros, lo cual te hará querer ir por más.

Organiza tus actividades

La planificación de las actividades y del horario es fundamental para poder ser eficiente en todo lo que te propongas. Al estudiar a partir de los 30, es probable que tu tiempo se divida en tiempo de estudio, tiempo de familia, tiempo de trabajo y tiempo de tareas; tienes responsabilidades de una persona adulta, así que debes organizarte dándole la importancia necesaria a cada una de ellas.

Estudia lo que te apasiona

Y para finalizar, el consejo final para estudiar a partir de los 30 es: estudia lo que de verdad te apasiona.

Al ser una persona adulta, de seguro ya viviste ciertas experiencias que te hicieron replantear el rumbo laboral de tu vida, por lo que escoger la carrera ideal para ti, aquella que te ayudará a completar tu proyecto de vida es un tema serio. Escoger una carrera que te apasiona hará que encuentres tu vocación, haciendo que sientas satisfacción al lograr ejercer después de haber culminado tus estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.