Ventajas y desventajas de estudiar online

Ventajas y desventajas de estudiar online

El mundo académico ha sabido cómo abrirse las puertas de Internet para llevar la educación a todos lados, lo cual es algo muy positivo.

La formación educacional a distancia, educación a distancia o formación online es una modalidad educativa que se ha hecho presente en los últimos años como alternativa a la formación presencial y que ha tenido sus variados frutos y beneficios para los niños, adolescentes y adultos en todo el mundo.

En la actualidad, debido a la pandemia provocada por el Covid-19, la educación en línea se vio disparada como modalidad de contingencia para poder continuar con las clases en todo el mundo, y dicha modalidad puede que se mantenga aplicada en el pénsum de diferentes casas de estudio.

No hay duda que la educación en línea ha impactado de forma positiva a la sociedad en un estado de emergencia, pero también se han hecho obvias sus desventajas a lo largo de estos meses. En esta publicación puedes encontrar las ventajas y desventajas de estudiar online, y ver cómo esta modalidad ha afectado a los métodos de aprendizaje.

¿Cómo es estudiar online?

Si bien es cierto que recibir clases de forma presencial es la forma más recomendada para adquirir los conocimientos, las clases en línea tienen la capacidad de llegar al nivel de eficacia que las clases presenciales.

La educación presencial utiliza metodologías tradicionales en la que las clases son impartidas con recursos que los profesores tienen a la mano, mientras que las clases en línea requieren de alguna plataforma para llevarse a cabo y, de igual manera, los profesores tienen acceso a los recursos tecnológicos y digitales que ayuden a los estudiantes a entender el contenido.

Cada una de estas modalidades cuentan con sus beneficios y sus puntos negativos, y esta es la razón por la que varias instituciones han considerado e implementado planes educativos en los que se contemplan ambas modalidades; de esta manera se pueden implementar los aspectos positivos de ambas y tratar de reducir los negativos.

Ventajas de estudiar online

Flexibilidad horaria

Estudiar online viene con una de las mejores ventajas en comparación con la educación presencial, y esa es la flexibilidad horaria.

Siempre y cuando no se trate de una videollamada o de alguna clase en vivo, los estudiantes tienen el control de poder realizar las actividades cuando ellos lo deseen (dentro del plazo establecido). Cada quien es responsable por su propio horario, por sus responsabilidades y por el tiempo que le dedican a las actividades pautadas.

Comodidad del hogar

Al estudiar online uno de los factores más beneficiosos para muchos estudiantes es que pueden ver las clases en la comodidad del hogar, estando acostados en sus camas, estando recostados en el sofá de sus salas o puedes estar haciendo sus actividades en sus cuartos; al final del día, todo es decisión de cada persona.

También vale la pena recalcar que al estudiar online se reducen los gastos que se estarían utilizando para el transporte desde el hogar hasta los colegios, institutos y universidades.

Acceso a recursos en línea

En internet se pueden conseguir cualquier tipo de material educativo, textos, videos, imágenes, audios y demás que pueden hacer del proceso de aprendizaje algo más ameno, interactivo y dinámico.

Además de esto, los profesores pueden compartir de forma inmediata sus materiales y los recursos para que las clases los utilicen como bases de los temas y del contenido para estudiar.

Gracias al acceso a los recursos en línea, los estudiantes pueden recurrir a aplicaciones, portales web o a planificadores donde pueden establecer recordatorios para  hacer sus actividades a tiempo.

Distintos medios de comunicación

Dependiendo del tipo de clase que se vayan a ver al estudiar online, existen distintas plataformas que se pueden utilizar que se especializan en diferentes formas de comunicación.

Hay plataformas para llamadas de voz grupales así como para videollamadas colectivas, también están las plataformas de actividades en línea y aquellos portales y páginas de evaluaciones instantáneas, y claro, también se encuentran los correos electrónicos.

Ritmo de estudio personalizado

Al estudiar online, cada quien está en la capacidad de hacer su propio horario o cronograma de estudio, la organización depende de cada estudiante. Lo ideal es que el ritmo de estudio sea calmado pero eficaz.

Ventajas y desventajas de estudiar online

Desventajas de estudiar online

Fallas técnicas

Uno de los problemas que pueden ser recurrentes al estudiar online es presentar fallas técnicas que dificultan la comunicación entre los profesores y los estudiantes. Dichas fallas se pueden presentar en las plataformas de estudio, en tus dispositivos (ya sea cámara o micrófono), puede que ocurra alguna falla con el internet o incluso a nivel de electricidad.

Disciplina estricta

Estudiar online, aunque no parezca, es una actividad que requiere de una disciplina marcada y estricta para que todas las actividades puedan ser realizadas en el tiempo estipulado. Es una desventaja que no estés compartiendo estas actividades con tus compañeros de estudios, pues hay días en los cuales tu motivación puede ser baja, o puede que no tengas la voluntad de cumplir con tus compromisos académicos.

Cansancio y fatiga por los monitores

Cuando estás todo el día tras una pantalla de un computador, es muy probable que para las horas de la noche ya sientas tus ojos resecos y un ardor que los acompaña, con un leve dolor de cabeza y también una sensación de cansancio.

Estos son los síntomas que provocan la exposición continua a la luz azul de los monitores. Si tu ordenador tiene la opción de luz nocturna, considera utilizarla de forma constante cuando comiences a sentir cansancio de nuevo.

Dificultad de adaptación

Adaptarse a estudiar online es algo que puede ser tedioso. Los estudiantes deben entender las circunstancias y comprender las responsabilidades que tienen para continuar con su educación, mientras que los profesores deben entender que las clases virtuales requieren de nuevos métodos de enseñanza, y algunos no tienen la paciencia ni la voluntad de adaptarse.

Falta de interacción

Y por último, una de las desventajas más grandes de estudiar online es la falta de interacción por la que puedes pasar. Al estar en clases presenciales, los estudiantes pueden compartir información entre ellos, pueden entretenerse e interactuar libremente, mientras que al estudiar en línea, esta interacción se ve limitada solo a chats y a videollamadas.

Es cierto que la comunicación puede permanecer continua y ser óptima en chats y videollamadas, pero la sensación de soledad al estudiar puede ser incómoda al principio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.