Federico García Lorca: biografía y obras

Federico García Lorca: biografía y obras

Uno de los mejores poetas y dramaturgos españoles del siglo veinte fue Federico García Lorca. Su corta pero interesante y apasionada carrera le permitió resucitar y revitalizar la poesía española, además de promover e inaugurar la segunda Edad de Oro del teatro en ese país, siendo una figura influyente aún en nuestros días.

La obra de Lorca aún impacta en los escritores y artistas de todo el mundo, reuniendo a una multitud de admiradores de su trabajo. Sin embargo, el camino que recorrió este controversial artista no fue precisamente fácil y plagado de éxitos desde el inicio, mucho tuvo que superar el genio creador del Romancero gitano hasta que la fama le sonriera.

Con hermosas secuencias de poesía inspirada en el romance y la balada tradicional española que evocan la sensualidad, sus innovadores textos teatrales, sus famosas tragedias andaluzas o su desmedido interés por la misteriosa cultura morisca, Lorca ocupa un lugar muy especial en la literatura española.

¿Quién fue?

Nacido en Fuente Vaqueros, un pequeño pueblo a poca distancia de la ciudad de Granada, el 5 de junio de 1898, Federico del Sagrado Corazón de Jesús García Lorca era el mayor de cuatro hijos de un poderoso hacendado y su cónyuge, una maestra de escuela, el señor Federico García Rodríguez y Vicenta Lorca Romero.

Federico creció en la Andalucía rural y aunque criado con las formas y normas de la época, rodeado de imágenes y condicionamientos sociales que influyeron en su obra a lo largo de su vida, tuvo acceso a las artes, especialmente la música y la literatura, desarrollando más su gusto por la primera.

Federico García Lorca: biografía y obras

Posteriormente cuando contaba con once años se mudó con su familia a Granada, donde asistió a un instituto privado secular y una escuela pública católica. Fue además alumno de Antonio Segura Mesa, quien le enseñó a tocar el piano cuando era un adolescente apasionado por la música.  

Lorca se registró en la Universidad de Granada, con la intención de estudiar simultáneamente Derecho, Filosofía y Letras. Considerado un estudiante desafortunado mejor conocido por su extraordinario talento como pianista, tardó nueve años en completar una licenciatura.

Primeras publicaciones

Lorca publicó su primer libro, Impresiones y Viajes, en 1919, luego de una serie de viajes con sus compañeros de universidad y el docente Martín Domínguez Berrueta, recorriendo muchas zonas de España como Baeza, Úbeda, Córdoba, Ronda, León, Burgos y Galicia. Fue una experiencia inspiradora que despertó su amor por la escritura.

En ese año también se trasladó a la Residencia de Estudiantes de Madrid, una prestigiosa residencia de hombres socialmente progresista, fundada con la intención de ser un complemento en la formación universitaria. Este centro que reunió grandes intelectuales de la época, fue su hogar en la capital española durante la próxima década.

En Madrid, donde permaneció durante la década siguiente, se mantuvo muy activo. Fue así como produjo su primera obra de teatro larga duración, El Maleficio de la mariposa, en 1920. Al año siguiente, publicó Libro de poemas, una recopilación de poemas basados ​​en el folclore español.

En 1922, Lorca y el compositor Manuel de Falla organizaron el primer festival del antiguo Cante jondo, el famoso y sentimental canto andaluz agitanado, en Granada. Este estilo profundo y apasionado del cante jondo, impregnaba sus poemas de principios de la década de 1920.

Durante el período que transcurre entre 1924 y 1927, Lorca madura como escritor y sobre todo como poeta. Pasó a formar parte de un grupo de artistas conocido como Generación del 27, que incluía a sus amigos y compañeros Salvador Dalí y Luis Buñuel, quienes dieron a conocer al joven poeta lo que era el surrealismo.

Hacia 1928, el Romancero Gitano, una colección de dieciocho baladas, le dio a Lorca una gran fama en su país natal pues cautivó a los lectores españoles, que solían confundir a Lorca con un gitano. Fue reimpreso siete veces durante su vida y la primera edición se agotó en un año.

Lorca fue apresado en Granada el 16 de agosto de 1936, por fuerzas nacionalistas, que aborrecían la homosexualidad y las opiniones liberales del artista. Permaneció retenido y días después, sin ningún tipo de juicio, en una colina remota en las afueras de la ciudad fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento. La fecha de su deceso ronda entre el 18 y el 19 de agosto de 1936, los primeros meses de la Guerra Civil española.

Obras de García Lorca

Este poeta y dramaturgo español tuvo una carrera corta que duró menos de dos décadas, pero con ella revitalizó las variedades más básicas de la poesía y el teatro español. Es conocido principalmente por sus obras andaluzas, entre las que se incluyen las colecciones de poesía y sus famosas tragedias. Conozca algunas de las más relevantes:

Poesías

  • Impresiones y paisajes (1919).
  • Suites (1920).
  • Libro de poemas (1921)
  • Poema del cante jondo (1921)
  • Santiago (1921)
  • Primeras canciones (1922)
  • Oda a Salvador Dalí (1926)
  • Canciones (1927)
  • Romancero gitano (1928)
  • Poeta en Nueva York (1930)
  • Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935)
  • Seis poemas galegos (1935)
  • Diván del Tamarit (1936)
  • Sonetos del amor oscuro (1936)

Teatro

  • El maleficio de la mariposa (1921)
  • La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón (1923)
  • Lola la comedianta (1923)
  • Teatro breve (1928)
  • Mariana Pineda (1927)
  • Viaje a la luna (1929)
  • La zapatera prodigiosa (1930)
  • El público (1930)
  • Retablillo de Don Cristóbal (1931)
  • Tragedia de Don Cristóbal y la Señá Rosita (1931)
  • Así que pasen cinco años (1931)
  • Bodas de sangre (1933)
  • Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín (1933)
  • Yerma (1934)
  • Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935)
  • La casa de Bernarda Alba (1936)
  • Los sueños de mi prima Aurelia (1936)
  • La destrucción de Sodoma (1936)
  • Comedia sin título (1936)

Lorca tenía especial predilección no sólo por escribir, sino por interpretar sus poemas y obras de teatro, muchas recitaciones histriónicas atrajeron a innumerables admiradores. Algunos de sus textos para teatro fueron llevados a escenas, sin embargo, no todos tuvieron la aceptación del público de la época.

Tal fue el caso de El maleficio de la Mariposa llevada a la escena en la ciudad de Madrid por el director español Gregorio Martínez Sierra, obra simbolista sobre una cucaracha enamorada, que fue descalificada duramente por la crítica y el público, cerrando después de cuatro funciones.

La siguiente obra de larga duración de Lorca consiste en un drama histórico en verso llamado Mariana Pineda, que se estrenó en 1927 en una producción con decorados fastuosos de su amigo Salvador Dalí y que tuvo una aceptación razonable entre el público español.

Este español fue ciertamente uno de los artistas más importante del siglo XX y, su obra aún vigente, es referencia para aquellos dedicados a las artes en todo el mundo o que simplemente saben valorarla, a pesar de que solo pudimos disfrutar de su ingenio unos cortos diecinueve años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.