La Generación del 27: autores, obras y características

La Generación del 27: autores, obras y características

La Generación del 27 es un término que designa a un influyente grupo de poetas que surgió en los círculos literarios españoles entre los años 1923 y 1927, fundamentalmente por un deseo compartido de experimentar, trabajar y promover formas de arte y poesía de vanguardia, caracterizada por ser diferente, innovadora y rebelde. 

Su primer encuentro formal tuvo lugar en Sevilla en el año 1927 en el homenaje al poeta barroco Luis de Góngora, fallecido trescientos años atrás, cuando algunos escritores e intelectuales españoles celebraron al legendario artista en el Ateneo de Sevilla, considerado posteriormente el acto fundacional del movimiento.

Nombres como Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Rafael Alberti, Emilio Prados, Luis Cernuda y Manuel Altolaguirre, son algunos de los que más resuenan en este movimiento que busca revelar y promover nuevos estilos y tendencias, rebelándose contra lo tradicional y rígidamente establecido.

La Generación de las Vanguardias

La Generación del 27 de España, también conocida como la Generación de las Vanguardias, son un grupo de poetas destacados que nacieron entre 1891 y 1910, reconocidos como la generación que buscaba ante todo la renovación estética de la poesía, empleando lo novedoso del estilo de vanguardias, sin dejar de lado la tradición literaria de esta nación. Aunque algunos creen que sigue la misma línea de la generación del 98, no es así. 

Góngora, considerado por ellos un escritor de poesía pura, un destacado dramaturgo y uno de los más grandes intelectuales de todos los tiempos, cumplía trescientos años de fallecido en 1927 y muchos de estos importantes artistas se congregaron en tierras sevillanas para honrarle como correspondía.

La Generación del 27: autores, obras y características

Gran parte de estos escritores gravitaron en torno a los mismos círculos intelectuales, como la Residencia de Estudiantes de Madrid. Además estuvieron influenciados por las obras de otros relevantes escritores de lengua española de la época, con quienes compartían también lazos de amistad, como Pablo Neruda o Jorge Luis Borges, entre muchos otros.

Es importante hacer énfasis en que, a pesar de que estos escritores están agrupados en una generación literaria, no podemos hablar de ellos como si tuvieran un enfoque o estilo común claramente predominante. Con excepción de su enfoque vanguardista de la literatura y el uso generalizado de metáforas, existen muchas diferencias entre los miembros de este movimiento, comenzando por sus trayectorias en la escritura.

Sin embargo, en general solían rechazar el modernismo, la escritura demasiado académica y optaron por perspectivas más populares y de la clase trabajadora, abrazando este estilo. Aunque tampoco fue una regla para todos los representantes de la Generación de las Vanguardias.

Este grupo fue conocido con otros nombres, además de la Generación del 27, por ejemplo, la Generación de la Dictadura, Generación de la República, Generación Guillén-Lorca, en este caso Guillén era el autor de mayor edad y Lorca el más joven, Generación de 1925, siendo este año la fecha promedio de publicación del primer libro de cada autor, Generación de Avant-Guardes, Generación de la amistad, etc.

Características del grupo

Como mencionamos anteriormente, la Generación del 27 no se puede categorizar con precisión en un estilo debido a la amplia variedad de géneros cultivados por sus miembros. Mientras que algunos escribieron en un estilo un tanto jubiloso y alegre, que celebra el instante, otros experimentaron una evolución poética muy diferente, con versos políticamente atrevidos y comprometedores.

El grupo tuvo entre sus principales objetivos acercar y estrechar lazos entre la cultura popular y el folclore español, la tradición literaria clásica y las vanguardias europeas. La Generación del 27 hizo uso de imágenes visionarias, versos libres y la llamada poesía impura preconcebida por Pablo Neruda.

Tuvieron como referencia a Góngora, por su perfección formal, sin dejar de lado a Ortega y Gasset con su filosofía que se enfoca en la vida humana y su realización, a Juan Ramón Jiménez y las relevantes influencias vanguardistas. Cada escritor elaboró una introducción que resumía sus ideas sobre la poesía y acompañaba a sus poemas.

Este grupo compartió interés por la pureza estética, la naturaleza humana y la mezcla de lo culto y lo popular, teniendo especial afinidad e interés por este último. Recurrieron al uso de la metáfora, el verso libre y los esquemas rítmicos clásicos, impulsando siempre las tendencias vanguardistas.

Miembros de la Generación del 27

Los miembros de la Generación del 27 originalmente son diez autores de gran relevancia y que intentaban promover el arte, con su estilo particular. El grupo incluye a Jorge Guillén, Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados. 

Sin embargo, hay muchos otros que, aunque no estaban en el grupo de los primeros diez, compartían ciertos intereses y estaban en la misma línea de pensamiento, tal es el caso de Fernando Villalón, José Moreno Villa, Nathan Manuel Rudolph, Miguel Hernández, Juan Larre, Pepe Alameda, Mauricio Bacarisse, Juan José Domenchina, José María Hinojosa, José Bergamín y Juan Gil-Albert.

La Generación del 27 fue un movimiento que no se limitó exclusivamente a los poetas, pues en sus filas encontramos otros grandes artistas, intelectuales, pensadores y escultores, entre ellos, Luis Buñuel, K-Hito (caricaturista), Salvador Dalí y Óscar Domínguez (pintores surrealistas), Maruja Mallo (escultora), Benjamín Palencia, Gregorio Prieto, Manuel Ángeles Ortiz y Gabriel García Maroto.

Es importante agregar que no todas las obras literarias fueron escritas en español, por ejemplo, Salvador Dalí y Óscar Domínguez escribieron en francés, mientras que Felipe Alfau escribió en inglés. Extranjeros como los poetas chilenos Pablo Neruda y Vicente Huidobro, el escritor argentino Jorge Luis Borges o el pintor franco-español Francis Picabia, también compartieron muchas de las ideas y la estética de la Generación del 27.

Este grupo no se ubicó exclusivamente en Madrid, sino que se desplegó por gran parte de la geografía española manteniendo vínculos entre los diferentes núcleos, siendo los más relevantes aquellos ubicados en Sevilla, Tenerife y Málaga, otros miembros residían en Galicia, Cataluña y Valladolid.

Obras más resaltantes 

La creación de poemas era lo que más destacaba en esta generación. Y es que, representada con grandes escritores, no se podía esperar menos. En esta época surgieron algunos de los mejores escritos bajo este estilo, algunos de los más famosos son: 

  • Insomnio de Dámaso Alonso. 
  • Soneto de la guirnalda de rosas de Federico García Lorca. 
  • Aquí en esta orilla blanca de Pedro Salinas. 
  • Cerré mi puerta al mundo de Emilio Prados.  
  • Después del amor de Vicente Aleixandre. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.