¿Qué es el cubismo sintético?

Qué es el cubismo sintético

La superposición de varios planos en uno solo es la característica más fiel del cubismo sintético como movimiento perteneciente al famoso “ismo”. Hay un buen destaque de las figuras geométricas como parte elemental en la construcción de cualquier objeto artístico, como la implementación de colores vivos que enaltezcan el resultado final.

El cubismo sintético nace en 1907 como una de las dos variaciones de este fenómeno, porque también hay que tener en cuenta el analítico. Pablo Picasso y Juan Gris son dos de los máximos exponentes del cubismo, como parte fundamental para eliminar para siempre el trabajo con perspectiva.

Anterior a este período importante dentro de la historia artística, ya el impresionismo supo trabajar con la luz desde una óptica que no permitiese dilucidar el factor del que emana tal iluminación. Algo similar ocurre con el cubismo sintético, pero esta vez las figuras geométricas son las protagonistas con gran alcance de luminosidad.

Origen del cubismo sintético

Todas las obras de distintos autores que están ubicadas en un espacio temporal anterior al cubismo poseen rasgos meramente renacentistas. Su fundación nace a raíz de superar algunos obstáculos, como el hecho de mantener la perspectiva como una técnica primaria para toda manifestación pictórica e involucrar las superposiciones de planos en uno mismo.

Un artista de transición en ambos períodos es Paul Césanne, porque fue de la etapa impresionista hasta el buen acoplamiento de varios objetos en una misma dimensión. Podría afirmarse que es el único autor que supo cabalgar entre varios movimientos para adaptarse a una época de muchos cambios abruptos.

Qué es el cubismo sintético

África, del Medio y lejano Oriente: Las buenas relaciones que mantuvo Occidente con varias corrientes de cultura trajo consigo otros estilos de pensamiento, como el simbolismo del siglo XIX. No obstante, fueron las localidades de África las que se acercaron con mayor precisión a los indicios primarios del cubismo.

El surgimiento de la fotografía es un suceso que marcó la pauta para que el cubismo sintético tenga razón de ser hasta la fecha. Esta etapa fomenta que la pintura fuese más allá de lo real, explorar nuevas técnicas y ocuparse de plasmar nuevas representaciones, mientras la fotografía se ocupa de una visión más realista.

Psicoanálisis y teoría de la relatividad: Para el cubismo sintético es fundamental estudiar los alcances del psicoanálisis y la relatividad en pleno siglo XX. Ambos son puntos de vista distintos para acercarse al mundo desde varias aristas. Más adelante llegaría el expresionismo abstracto como fenómeno de gran complejidad y atractivo.

En 1911 es el año que marcó la diferencia con el cubismo sintético, una vez puesto en marcha el analítico con las formas más abstractas con colores no tan llamativos. George Braque es el propulsor de esta alternativa para ver el cubismo, al utilizar todos los objetos regidos por las figuras geométricas.

Cubismo analítico

Mantiene cierta similitud con el sintético en la filosofía de sobreponer formas o figuras en una misma imagen, sin embargo, se distancia al momento de incorporar el mono-cromatismo con colores apagados como el gris o uno más neutral como el caso del ocre. Todos los objetos encontrados en cualquier objeto pictórico poseen abstracción.

Características

Antes de explicar con detalle cada una de las peculiaridades del cubismo sintético, hay que considerar que la aglutinación siempre será el común denominador para producir muchas obras artísticas. Es un concepto con gran apertura de análisis, sin prescindir de la verdadera esencia del cubismo como corriente histórica.

Figuras geométricas

Es de imaginar que el nombre del fenómeno artístico supone la presencia de cubos, cuadrados, triángulos y mucho más, siendo totalmente cierto. Sin embargo, dibujar otros contornos en base a líneas rectas está permitido para cualquier autor que se deje llevar por los planos superpuestos. Estas figuras también son conocidas como “poliédricas” en términos de arte.

Aglutinación de planos

Dejando a un lado las técnicas utilizadas en el Renacimiento, con los grandes fondos, los claroscuros o el sfumato, en esta ocasión luce más atractivo dibujar varias caras entrelazadas hasta formar uno o varios objetos en el mismo plano de la obra.

Materiales y colores

Hasta 1907 se utilizaron colores apagados para representar todo el arte cubista. Cuatro años después esta premisa cambió considerablemente hasta permitir la suma de colores más vivos para el sentido de la vista, así como la introducción de más objetos.

Los materiales de construcción también tuvieron mayor apertura, hasta incorporar figuras de hule o sobre papel, para olvidar un poco el lienzo en pleno siglo XX, sin descartar por completo su uso. El collage es un legado crucial que dejó el cubismo sintético en la actualidad, en la que dos o más fotografías, paisajes, objetos y más pertenecen a la misma dimensión de la producción artística.

Artistas destacados en este movimiento artístico

Son tantos autores que agradecen al cubismo su éxito que mencionar a una gran parte es prolongado. No obstante, se cuenta con Pablo Picasso y Juan Gris, considerados como padres del cubismo sintético, para cambiar un poco el paradigma que estaba pecando de continuista a raíz del impresionismo.

Pablo Picasso: Nació en España en 1881 y murió en Francia en 1973. Un punto a favor de este artista fue su buen trabajo en ambos tipos: tanto en analítico como sintético. No mantuvo ningún tipo de predilección por alguno de ellos, pues dominó la técnica a la perfección para plasmar sus grandes obras. Fue considerado como uno de los personajes más influyentes en París durante el siglo XX.

Algunas representaciones más destacadas por mencionar se encuentran: La vida, Los tres músicos, Las señoritas de Avignon, Retrato de Dora Maar, Cráneo de buey y muchas más que siguen el patrón del plano marcado por muchos objetos en común.

Juan Gris: De los máximos exponentes del cubismo sintético, fue el que menos tiempo tuvo para dar a conocer su talento, pues nació en 1887 y murió en 1927. Sus obras más recordadas son: El desayuno, Botellas y cuchillo, Violín y guitarra, Retrato de Pablo Picasso, Guitarra y Pipa, entre otras más que permanecen en museos y galerías de todo el mundo para salvaguardar su presencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.